jueves, 10 de diciembre de 2009

QUE TAL SI TE PROPONGO ALGO PARA NAVIDAD...



Esta es la propuesta:


Cuando salgas de compras para esos regalos que irán debajo del árbol, dispondrás de un dinero más, para comprar un regalo extra; ese regalo también irá debajo del árbol pero la etiqueta o tarjeta dirá, "Para Jesús que vive en Ti". Sólo eso dirá; no importa qué es lo que contenga el regalo; si tu economía es buena comprarás un juguete o una prenda de vestir nueva, si tu economía es pequeña, comprarás unos dulces solamente, no importa el valor de lo que hay en el interior, sino que el valor estará en la etiqueta o tarjeta que pondrás en el regalo.


Cuando tengas ese paquetito listo, lo pondrás debajo del árbol navideño, y el día 25 cuando se repartan los regalos a todas las personas, el único que deberá quedar debajo del árbol será el de Jesús, porque es para Él.


A partir del día 26 llevarás contigo ese regalo, depende del tamaño, en tu bolso, maletín o carro o lo dejarás en tu casa esperando a que Jesús lo venga a retirar, eso lo eliges tú. Seguramente en esos días alguien, algún pequeño o pequeña, alguna persona con carencias, alguien que necesita, te dirá que le ayudes; ése es Jesús que viene a buscar su regalo, dáselo pero sobre todo, que la tarjeta o etiqueta esté en el regalo, entonces esa persona leerá lo que tú has escrito, "Para Jesús que vive en Ti". Te puedo asegurar que tú te emocionarás y esa persona que Dios ha puesto en tu camino, jamás olvidará lo que allí leerá y por siempre le quedará en su alma... entonces allí se habrá cumplido el Evangelio "Todo lo que hagas a quien es más pequeñ@, a Mí me lo haces".


Juntos hagamos que esta Navidad, nos deje una enseñanza en el alma.


Sé que todas y todos tienen problemas económicos, al menos la gran mayoría, pero un regalo más no hará más pobre a ninguna persona y les aseguro que será el regalo más valioso del mundo.


Que tengas un bello día en este bello mundo...


Si deseas reenvía este mensaje, quizás a alguien le haga bien recibirlo y ponerlo en práctica. Si somos un millón de almas haciendo esto, daremos 1'000,000 de regalos a Jesús, ¿qué tal?, una sola persona no puede hacerlo todo, pero todas y todos, en conjunto, podemos hacer feliz a Jesús en cada mujer, hombre, niña y niño de la tierra.


Me uno materialmente a esta iniciativa y desde luego la hago mía.


Dios bendiga a cada una y cada uno.

 (Esta propuesta la envió un padre mexicano y personalmente la voy a poner en práctica para esta Navidad. Espero que tú también puedas hacerlo para ver si podemos poner nuestro granito de arena para retomar la espiritualidad de esta festividad y recordar lo que en realidad estamos celebrando.)


BENDICIONES DE DIOS CON SU INFINITA MISERICORDIA Y DE NUESTRA MADRE LA VIRGEN MARIA

GUIDO RENGIFO



JUAN PEDRO, Pbro.

No hay comentarios.: