miércoles, 23 de junio de 2010

15 AÑOS DE ASOMBRO EN ASOMBRO



DEL 8 AL 11 DE JUNIO DE 1995
Días que le dieron nuevo rumbo a mi vida
Cursillos de Cristiandad 101-H Callao
El pasado 11 de junio de 2010 me levanté temprano, recé mis oraciones y contemplé por un momento la maravillosa vida que Dios había hecho para mí. Ni siquiera podía imaginar los planes de Jesús para celebrar estos 15 años viviendo mi Cuarto Día en los Cursillos de Cristiandad.
Precisamente con un acontecimiento importante: La Clausura del Año Sacerdotal, encontrandome yo en Ayacucho para asistir a la ordenación de una gran amigo diácono (Nery Cuadros). Fue un itinerario espléndido y un regalo inmejorable de la fidelidad de Dios.
Se mezcló lo cotidiano con lo especial, la simplicidad con la sencillez, la creatividad con el asombro, la alegría con la amistad.
1. Comienzo del día: INAUGURACIÓN DEL MUNDIAL SUDÁFRICA 2010, después de rezar, claro está; seguramente como cualquiera, mis ojos volcaron a ver lo colorido que nos ofrecía Sudáfrica en el comienzo de este esperado torneo deportivo.
2. Ordenación del Diácono Nery, un buen amigo recibía de parte del Señor la confimación del ministerio sacerdotal; de manos de Mons. Sebastiani y la alegría de la Iglesia de contar con un sacerdote más para su pueblo santo. Esto sucedía en Ayacucho.
3. Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y Clausura del Año Sacerdotal. Desde la distancia gratitud al seminario que me regaló en nombre de la Iglesia la formación al presbiterado "Corazón de Cristo" del Callao. El papa Benedicto XVI celebraba acompañado de la mayor concelebración habida hasta entonces en el Vaticano.
4. Visita al Monasterio de Madres Carmelitas. qué belleza guarda el claustro de un convento, qué bello observar un coro de mujeres consagradas de por vida al Señor. Qué hermoso canto al sacerdocio.
5. Visita al Monasterio de Madres Clarisas, cerrando el itinerario; las hijas de Santa Clara. Una tertulia y una propuesta: Darle más vocaciones al Señor a la vida consagrada. Razón tienen nuestros obispos en llamarlas pulmones de una diócesis. Cómo sostienen la vida espiritual y cómo ofrecen por los sacerdotes.
6. Finalmente recé por mis amigos del Cursillo 101-H, pasé por mi memoria cada uno de aquellos días en que un grupo de hombres hicieron posible que la Amistad de Dios se confunda y se manifieste en amistad de los hombres. Tres días sumergidos en un mar de Gracia, tres días en que el cielo nos pintó de colores nuestras ansias de vivir, pinté un mural en mi corazón y escribí los nombres de mis amigos de Decuria. Canté De Colores como recién salido de los Cursillos y agradecí a Dios por tan maravilloso regalo que me había preparado.
Ahora llevo una tarea: llevar a Cristo un alma y mil más, que muchos conozcan que Dios en Cristo les ama, lo hago a través del mejor medio que es la Amistad a lo más profundo del corazón de cada hombre.
Gracias a todos los amigos que pasaron por mi vida y que de seguro seguirán pasando. A todos los que acompañaron en mi decisión, todos los que me siguieron en mi formación y todos los que acompañan ahora mi misión. Quiero hacer presente la ternura de Dios.
 QUÉ DETALLE SEÑOR HAS TENIDO CONMIGO.
  HASTA TODOS LOS DÍAS Y SIEMPRE.


No hay comentarios.: