jueves, 22 de julio de 2010

HOY ESTARÉ JUNTO A MIS AMIGOS ARGENTINOS...

HOLA AMIGOS TODOS:
Es una ocasión inmejorable en que les saludo y otorgo a cada uno de ustedes un fuerte abrazo de amistad. Quizá cuando lean estas líneas estaré por la gracia de Dios en tierras argentinas. "El pregonero de Cristo" (así me bautizó Eduardo Bonnín), llega a ustedes. Me encontraré con amigos a los que tendré la oportunidad de estrechar no solo las manos sino de abrazarles por su grandiosa amistad. En el Encuentro Latinoamericano de Asesores de Cursillos de Cristiandad gozaré de la gracia del Señor de encontrarme con aquellos que acompañan a Cursillos en Latinoamérica, como sé que el Señor precede en toda ocasión; seguro estoy que durante este encuentro cada uno de nosotros irá para aportar su Ilusión, su Entrega y su Espíritu de Caridad. Tendremos ocasión de admirar la maravilla de la simplicidad por la que Dios ha querido presentarse a nosotros y compartir la novedad de encontrarle en lo cotidiano de nuestra vida.
Acabo de regresar de la Ultreya en el Callao, y vengo contento porque sé que este acontecimiento lo ha preparado el mismo Dios. Les he contado a mis amigos lo emocionante que es sentirse persona cada día y de saber que Dios en Cristo me ama. Todo esto me lo hace llegar por el mejor medio entre los hombres que es la Amistad. Y llega a lo mejor de cada uno que es nuestro ser persona. Necesaria es la Reunión de Grupo ¡Bendita necesidad!. Ella (la Reunión de Grupo) y la Ultreya hacen posible que rasguemos el cielo por un momento y hagamos descender de la misma presencia de Dios su gracia que nos inunda a quienes nos encontramos aquí en la tierra.
Hermanos sacerdotes, allá voy, a darles las gracias por su SÍ generoso y por vuestra amistad.  

JUAN PEDRO, Pbro.
Asesor Espiritual
Callao - Perú

No hay comentarios.: