jueves, 17 de julio de 2014

UNA Y OTRA VEZ SOBREABUNDA LA GRACIA DEL SEÑOR

¡Espera, que falta uno!, se escuchaba en los pasillos del lugar de la partida, mientras cantábamos en el salón principal; comenzaba a dar marcha una nueva aventura del Señor, se iniciaba así una sucesión de Gracias Actuales que continúan hasta hoy; porque eso hemos comprendido.
Ya no es la vida cansada y tediosa que habíamos construido con nuestras decisiones, en esos tres días Dios tomó nuestras incomprensiones y todas ellas las transformó en GRACIA. 
No, no es que nos las haya quitado, sencillamente nos hizo comprender que viviendo con ellas en Cristiano la vida se hace bonita y da ganas de vivir.
"Un lugar cerca del cielo", "lo más parecido al Reino", "La Iglesia así se ve con otros ojos", "El amor en plenitud...., lo que yo conocía del amor es totalmente distinto a lo que aquí Dios me ha mostrado", son algunas de las infinitas expresiones de quienes creen ya no porque se los hayan contado, sino que ellos mismos han comprobado que lo que se les decía era verdad.
Es la Obra querida por Dios desde 1944, "Los Cursillos de Cristiandad", que siguen recorriendo hasta hoy con Carta de Ciudadanía por las calles y avenidas, por los cruces y esquinas, de noche y de día, en el acontecer de lo sencillo y cotidiano. Con palabras de infante con madurez de hombres nuevos, con signos de sencillos detalles con capacidad de realizar nuestros oficios a la altura de grandes hombres. Con la cabeza llena de ideas y con el corazón lleno de fuego.
El Callao nuevamente ha tendido sus alfombras, ha levantado sus palmas y ha seguido con ruido alegre y bullicioso el paso de Jesús por la pista de veinticinco almas que ahora regresan al mundo con luz propia.

Sí, es cierto, por eso al ritmo del TUTATUTA esta es nuestra gratitud:

 Ahí viene mi gente linda de mi Cursillo que tanto quiero,
recorriendo los barrios con la alegría que dar queremos,
soy cursillista hermano, un cursillista muy popular,
y que de mi Cristo amigo al mundo entero le voy a hablar....

Se viene el tuta, tuta, tuta, tuta
Bailando el tuta, tuta, tuta, tuta
Haciendo el tuta, tuta, tuta, tuta

Oye pueblo chalaco que De Colores te quiero yo;
mi vida te la dedico viviendo en Gracia y con emoción;
Este canto te lo dedico a ti Cursillo con mucho amor;
Tú me mostraste a Cristo y lo llevo siempre en mi corazón.

CRISTO CUENTA CONTIGO 153 - H

CRISTIANÍA DEL CALLAO  

No hay comentarios.: